El incremento de accidentes de tránsito, así como el aumento de contaminación urbana, la dificultad económica para sostener un vehículo propio y la urgencia ambiental son algunas de las causas que están forzando a la industria. Si bien en algunos países como Suecia o Noruega, los vehículos ecológicos ya son parte del tránsito cotidiano, para Latinoamérica estos avances parecen una utopía. Según expertos en el tema hay tres tendencias que transformarán el modo de movernos en las principales ciudades: el transporte autónomo, el transporte impulsado por combustibles no fósiles y el crecimiento de la economía colaborativa.

Período de transición

Según un informe del Centro de Investigación de Política Urbana y Vivienda de la Universidad Di Tella, los vehículos de conducción autónoma saldrán al mercado de manera masiva en 2025, pero arribarán a América Latina cinco años después. “A partir de este punto, la expansión será gradual pero sostenida en la región: representarán un 25% de la flota de autos en 2040, llegarán al 50% en 2050 y serán el 100% en el 2065”, señala el estudio.

¿Cómo será la convivencia entre estos vehículos? Roberto Agosta, Presidente de AC&A Ingenieros-Economistas-Planificadores y ex decano de la Facultad de Ingeniería de la Pontificia Universidad Católica Argentina (UCA), expresó: “A mediados de siglo veremos un escenario en donde una flota autónoma significativa va a coexistir con el sistema de transporte público. Se estima que el vehículo autónomo va a ser eléctrico, va a estar conectado con otros y además probablemente sea compartido. La propiedad del auto excepcionalmente va a ser individual”.

Entre los puntos positivos que significa este avance en el transporte, sobresale la reducción de accidentes de tránsito. Esta disminución es consecuencia de que la máquina no se distraerá mirando el celular, ni se quedará dormida ni manejará bajo los efectos del alcohol o las drogas. El desafío es configurar, a través de la tecnología, una máquina capaz de circular y de resolver la problemática cotidiana en la calle por medio de la inteligencia artificial.

El factor ecológico

Durante la Conferencia de la ONU del Cambio Climático (COP25), celebrada en diciembre en Madrid, el Foro Internacional del Transporte dejó en claro que “los combustibles alternativos son la llave para un transporte libre de emisiones y la movilidad eléctrica es la más avanzada”.

Diego del Prado, Director de Comunicación de Toyota en Argentina, expresó que una de las tendencias que más se está afianzando a nivel global es el reemplazo de la posesión de un vehículo por una modalidad de uso. Más del 90 % del tiempo tu auto está estacionado, y eso no es una utilización muy racional de los recursos. Del Prado, pronosticó: “La gente ya no va a querer comprar un coche para tenerlo parado y se va a volcar al ‘car sharing’ (auto compartido), autos a pedido, autos por suscripción. Y tal vez a tener otro tipo de vehículos, una camioneta, para usar el fin de semana”.