El miércoles 16 de junio, en el marco del Día del Ingeniero, el Director de Inspecciones de Obras de nuestra compañía, Ing. Miguel Hesayne, disertó en el espacio virtual «Paseo del Bajo: Algo más que una gran obra de ingeniería», desarrollado por el Consejo Profesional de Ingeniería Civil (CPIC).

La apertura estuvo a cargo del Presidente del CPIC, Ing. Adrián Comelli, quién brindó la bienvenida a los disertantes y a la audiencia que formó parte del evento. A continuación, el Subsecretario de Obras Públicas del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Ing. Marcelo Palacio, valoró el aporte que brindan los profesionales de nuestro país y, sobre esta histórica obra, subrayó: “Es muy importante no solo para la ingeniería, sino también para las nuevas generaciones”.

A continuación, comenzó su exposición Miguel Hesayne, quien expresó su orgullo por haber formado parte, a través de AC&A, de la inspección en el Tramo B del Paseo del Bajo (inaugurado en 2019) y agregó: “Este proyecto fue muy estudiado y resultó igual a lo anteproyectado, lo que no es muy común. Lo innovador de la estructura fue la utilización de muros colados”.

Luego, a través de una clara presentación, hizo un contundente repaso en el que enumeró las diferentes tareas realizadas, especialmente las vinculadas a la losa de subpresión, canastos de armadura, pasarelas peatonales, excavación, micropilates de anclaje, aislación de subpresión y las terminaciones, entre algunos de los puntos más importantes.

En relación con los desafíos y aprendizajes adquiridos durante el desarrollo de este imponente y colosal proyecto, el Ing. Hesayne resaltó dos ejes fundamentales relacionados a las nuevas tecnologías constructivas y al movimiento del suelo. A su vez, añadió: “A la complejidad de la obra, se sumó su emplazamiento. Se trata de una zona con gran densidad poblacional y de tránsito, que implicó programación y coordinación desde el punto de vista operativo. El objetivo se logró en plazo y gracias al trabajo en equipo, en el que intervinieron gran cantidad de actores”.

En esta línea, y después de destacar el valor de la planificación continua del proyecto, el Ing. Arturo Garcete especificó: “Esta obra fue un gran desafío en términos de estructura y pudo realizarse dentro del tiempo establecido. Un poco más del 90 por ciento se ejecutó en 15 meses. Este logro fue gracias al trabajo conjunto de todos los sectores”.

Posteriormente, el Arq. Cesar Iglesias valoró que durante la obra y gracias a la identificación de los riesgos probables no se debió lamentar ningún deceso ni herido, “lo que demuestra una aplicación exacta de las reglas de prevención y seguridad para los trabajadores”.

 En el cierre de la jornada, el Ing. Adolfo Guitelman resaltó la importancia de la concreción del Paseo del Bajo y concluyó: “La obra vial, por su concepción, tuvo también otra extraordinaria obra, que es la canalización de todos los desagües pluviales por debajo del Paseo del Bajo, a través de sifones hidráulicos que se desarrollaron en conjunto”.

Acceda a la exposición completa:  https://www.youtube.com/user/VISIONCPIC/videos