Durante el mes de enero se iniciaron las obras de repavimentación en el acceso más importante al centro porteño que tiene el norte de la Ciudad de Buenos Aires. Al tratarse de una arteria de gran demanda, se determinó que los trabajos en las Autopistas Illia y Lugones se realicen en horario nocturno y en los meses de verano para minimizar el impacto del tránsito.

El trabajo que se está llevando a cabo consta de 3.5 kilómetros en el tramo entre las Avenidas General Paz y 9 de Julio.

Para la supervisión de las obras, AC&A cuenta con su propio Software denominado Intelligent Pavement Vision (IPV), exhibido durante la convención del TRB en Washington, el cual permite mediante el uso de inteligencia artificial relevar con mayor exactitud los defectos del pavimento, así como el resto del equipamiento tecnológico para relevamiento de pavimentos.