Con el objetivo de disponer de infraestructura de transporte competitiva y de calidad, y que permita afrontar los retos resultantes del cambio climático, el Gobierno de la República Dominicana, a través de su Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo, ha encomendado a AC&A la elaboración de un reglamento para el diseño, construcción y mantenimiento de Puentes, y la actualización del
reglamento de diseño, construcción y mantenimiento de Carreteras y Caminos Vecinales.
Este proyecto se enmarca en la cooperación técnica “Apoyo al Desarrollo de Infraestructura de Transporte Adaptable al Cambio Climático” y busca garantizar que el país cuente con infraestructura vial segura, resistente y resiliente, incorporando los aspectos técnicos resultantes de una ciencia que se encuentra en permanente cambio e innovación.

El alto grado de criticidad de los puentes en la estructura de un camino y la cantidad de puentes que hay en la República Dominicana (más de 850) justifican a necesidad de contar con un reglamento que guíe a los profesionales de la ingeniería en las diferentes etapas de la concepción de su proyecto.

En referencia a las carreteras y los caminos vecinales, que ya cuentan con reglamentación que ha establecido la normativa para su construcción por los últimos treinta años, se busca la actualización de la misma a fin de incorporarle los últimos avances en las reglas del arte, con especial énfasis en las medidas de adaptación y mitigación de los efectos resultantes del cambio climático, la gestión del riesgo asociado, la protección del medio ambiente y la resiliencia a los desastres desencadenados por amenazas de origen natural.