Desde el mes de octubre, el equipo de estructuras de AC&A liderado por el asesoramiento técnico del Ing. Jorge Fontán Balestra, se encuentra efectuando el diagnóstico y evaluación de las condiciones de la Torre del emblemático Parque.

También conocida como Torre Espacial o Torre Interama, esta compleja estructura reticulada está construida completamente en acero con forma hexagonal. Consta de tres plataformas de distintas dimensiones, también hexagonales, ubicadas a distintos niveles. Fabricada por Waagner-Biro en Austria en 1979 e inaugurada al público el 9 de julio de 1985, se encuentra fundada a 30 metros bajo la superficie con 30 pilotes de 1 metro de diámetro y 30 metros de profundidad, hechos in situ en hormigón armado. La estructura emergente es totalmente de acero cincado y presenta un revestimiento de chapa de acero pintada con perfil trapezoidal remachada, que recubre un tronco de base hexagonal.

Su altura total es de 228 metros y se encuentra arriostrada a seis macizos de hormigón mediante cables de acero de un diámetro 90 mm.

Este proyecto, encomendado a AC&A por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, incluye el estudio de antecedentes, la caracterización mecánica de los cables, la determinación de su configuración a partir de imágenes nucleares y la especificación de sus tensiones.

Además, se llevó a cabo el análisis estructural del sistema para el cual se elaboró un modelo de elementos finitos a partir de la documentación recabada y las mediciones realizadas en el lugar.

Este estudio comprende también, a través de ensayos no destructivos, la verificación y estado de los sistemas de anclaje metálicos superiores e inferiores de los obenques y la condición de los macizos de hormigón.

El resultado del informe servirá al GCBA para determinar los siguientes pasos en la rehabilitación de la emblemática Torre.

La complejidad de la estructura y las características simbólicas del proyecto conforman un desafío extraordinario y trascendental para AC&A.